Home

Cuando cierras los ojos y pones tu cuerpo en reposo, estás confiando. No hay necesidad de estar alerta. No necesitas estar consciente de lo que sucederá mientras duermes. Tus músculos se relajan y tus pensamientos pasan a otro plano. Tu cuerpo y tu mente descansan. En algunas ocasiones hasta creamos lindas historias en nuestro subconsciente. Lo importante es que has vencido. El día ha terminado y no has sido derrotado. Tu energía se recarga y tu cuerpo y mente se preparan para la siguiente batalla. Entonces, entra un rayo de sol por la ventana. Has sobrevivido. Un día nuevo ha comenzado.


¿Te gustó este post?

Si te gustó por favor ayúdame a llegar a más gente compartiéndolo en redes sociales 🙂

Facebook: Utterly Disclosed
Twitter: @Disclosed_blog
Tumblr: utterlydisclosed.tumblr.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s